jueves, 27 de enero de 2011

¡No sin mi tratamiento de queratina!

Hacía varios meses que no veía a mi amiga P. y cuando la vi comprobé que no había cambiado en absoluto. P. es de esas personas que no importa el tiempo que tardes en verla que siempre está estupenda. Y, lo que es más, siempre que hablo con ella parece que nos hubiéramos visto el día anterior.
Mientras tomaba un café le comenté: “El martes tengo cita en la peluquería y no puedo fallar. Mi tratamiento de queratina ya se ha convertido en ‘un fijo’”. Se quedó un poco perpleja y me dijo: “Pero, eso ¿realmente funciona?” Y yo, como fuera de mí –y con un complejo de directora comercial de la peluquería y del producto en sí fuera de lo común-, me explayé durante un largo rato contándole en qué consistía y en qué medida me había “cambiado la vida” (que sí, de nuevo exagero).
Lo conocí gracias a A. y desde que me lo dijo me empeñé en que tenía que probarlo. “Simplemente por ver si funciona de verdad”. Una incógnita que despejé al tercer día de hacerme el alisado con queratina.


El lugar elegido para hacérmelo fue en la peluquería Black&White, en el barrio de Salamanca. Las recomendaciones eran de fiar y tampoco quería arriesgarme demasiado. Simplemente el hecho de pensar que reduciría el volumen de pelo y el encrespamiento y que desterraría las planchas merecía la pena.

El alisado se consigue gracias al alineamiento e impermeabilización de la fibra capilar al aplicar el tratamiento con la ayuda de una plancha. De este modo, la cutícula del pelo se restaura completamente, mostrando un nuevo aspecto de salud y brillo que hacía tiempo que no tenía en mi cabello.
Con una duración de tres meses, aproximadamente, los productos empleados no maltratan ni dañan el cabello. Al contrario, le aportan salud en la medida en que prescindes del secador (ahora en invierno es más complicado) y, sobretodo, de la plancha.
Mi amiga P. se quedó encantada con la explicación y, lo que es más, pidió cita al día siguiente. Aún no he podido hablar con ella de este asunto –está de viaje- pero estoy segura de que, al igual que me ha pasado a mí, estará encantada de emplear el tiempo que tardaba en peinarse en otras cosas mucho más interesantes (¿Cuánto tiempo nos quitan el secador y la plancha a lo largo de un mes?)

Y tú, ¿Conocías este tratamiento? ¿Qué opinas?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Puf! En mi próximo viaje a Madrid tengo q pedir cita!!
Precio?? Duración del tratamiento??

A. dijo...

Soy A. y es lo mejor que he hecho en mi vida!!! Jajaja!!! Además Adrian(Black & White) es un encanto. Os lo recomiendo a todas las que tengais una lucha encarnizada con vuestros rizos y volumen.

Timeless In Style dijo...

El tratamiento dura aproximadamente tres meses (en función del tipo de pelo que tengas) y el precio es a partir de 120 euros (dependiendo de la cantidad y largo de pelo). Pero no es un gasto, eh? Es toda una INVERSIÓN! Besines mil

mortimer dijo...

Conozco 2 casos con ese tratamiento: un resultado espectacular y otro terrible que si me queda así, me muero y además me corto la cabeza... pero desde agosto me ronda la cabeza...lo pensaré!

Anónimo dijo...

Hace tiempo que lo llevo pensando, pero no tengo ninguna peluquería de referencia en mi ciudad. He preguntado en varias pero me decían en que sólo duraba un mes y valía 150 euros. No quiero arriesgarme a que me hagan un estropicio, seguiré informándome de cuál es la mejor opción. Tu caso personal es lo que me ha acabado de dar el empujón para decidirme. Lo probaré y ya os contaré qué tal me ha ido.