sábado, 31 de diciembre de 2011

New Year`s Eve Dress

Imagino que, a estas alturas, la mayoría de vosotras ya habréis pensado qué poneros en la noche de fin de año. Como supondréis, después de haber conseguido mi ‘Wanted’ (podéis verlo aquí ), mi look para la última noche de 2011 será éste:
1.      Vestido de Mango (un clon de uno de Balmain que, personalmente, me encanta)
2.      Zapatos de salón de Uterqüe
3.      Clutch de Hazel
4.      Pulsera de eslabones
5.      Perfume ‘de siempre’ (Bvlgari Pour Femme)
6.      Vernis Rouge de Chanel

Espero que os guste el look y, más aún, disfrutéis de la última noche del año.

lunes, 26 de diciembre de 2011

"Queridos Reyes Magos: Quiero tiempo..."

Este año se me ha echado el tiempo encima. Eso de que tu madre no te recuerde que tienes que escribir la carta a los Reyes Magos ha hecho que me demore un poco, y apenas una semana antes de tan esperado acontecimiento me pongo a pensar en lo que me gustaría que Sus Majestades me dejaran en el calcetín (leo y releo una vez más la lista y dudo mucho que quepa todo).
En realidad este año solo quiero tiempo, pero creo que el tiempo (como tal) ni se compra ni se vende y mucho me temo que muy pocos lo regalan.
Aún así, insisto:
1.      Tiempo de Moda
1.      Abrigo de Uterqüe
2.      Camiseta con apliques de Gaats
3.      Vestido de Gaats
4.      Parka de Asos
5.      Jeans Met
6.      Jersey de Maje
7.      Botín motero de Zara

2.      Tiempo de Accesorios
1.      Bolso de Bimba&Lola
2.      Guantes con tachuelas de Zara
3.      Foulard de Uterqüe
4.      Cartera de Uterqüe
5.      Wayfarer de carey polarizadas (mi lado ‘freaky’ aparece)
6.      Pulsera de La Señorita (lasenoritalasenorita.blogspot.com)
7.      Pulsera Aristocracy y Matkub (por una buena causa, así que… ¡merece la pena, Baltasar!)

3.      Tiempo de Ocio
1.      Falda para jugar al pádel (empezando, sí, pero mona)
2.      Manta de Uterqüe
3.      Cuaderno de Lanvin (para ‘mis cosas’)
4.      Mallas para correr de Nike
5.      Memoria USB de Uterqüe
6.      Reiníciate, de Antonio Fornes
7.      El guión de vida, de José Luis Martorell

4.      Tiempo de Belleza
1.      Tratamiento de Vitaminas de la doctora Amaya San Gil o un bono de tratamientos de Diana Montoya (Si lo recomienda Teresa de la Cierva en ‘La Polvera’ merece la pena seguro)
2.      Tratamiento de Carboxiterapia del IML
3.      Crema tonificante de Rodial
4.      Juego de brochas de MAC

Sé que he sido muy buena, pero no tanto como para que me traigan tantas cosas. Simplemente son algunas ideas orientativas para los Reyes Magos de Oriente.
¡Ah! Se me olvida algo muy importante: tiempo con los míos (¡para poder disfrutar todo!)
 

miércoles, 21 de diciembre de 2011

¡He sucumbido al 'brilli-brilli'!

Confieso que nunca he sido demasiado fanática del ‘brilli-brilli’ pero, a estas alturas de la película, he sucumbido ante una de las tendencias por antonomasia de la temporada. Puede gusta más o menos, pero no podemos obviar que las prendas de lúrex y los tonos metalizados predominan en los escaparates de numerosas tiendas.
Aunque en un principio era bastante reacia a esta moda, la casualidad quiso, hace ya unos meses, que, en una pequeña tienda del barrio de Salamanca de Madrid, encontrara el jersey que me ha hecho cambiar de opinión. Se trata de un modelo sencillo, extralarge y con unos pequeños botones en la espada que le confieren un toque diferente.
Aunque me lo he puesto con diferentes prendas, mi ‘outfit’ favorito es éste:

1.      Jersey, Hank on Mars (aw2011)
2.      Pitillos grises, Zara (old)
3.      Botines, Uterqüe (old)
4.      Bolso, Massimo Dutti (old)
5.      Foulard, Hazel (old)

Como supondréis, visito a menudo la tienda que ‘me hizo abrir los ojos’ con la única intención de escuchar, en boca de Virginia Martínez –su dueña-, las novedades que recibe semanalmente. Y es que Hank on Mars* –que así se llama- cuenta con prendas y complementos de diseñadores como Laura Daluna, Carmen Nieto (adoro sus bolsos) o Sara Coleman, entre otros. ¡Muy recomendable para nuestras compras navideñas!

martes, 13 de diciembre de 2011

Wanted ('Se busca')

Me ha vuelto a pasar. No ha sido una ni dos ni tres veces. Creo que ya no puedo contarlas con los dedos de una mano.
He vuelto a enamorarme de un vestido, he vuelto a decir eso de: “ya lo compraré, aún hay tiempo”, he vuelto a probármelo y a comprobar que, de no ser porque me quedaba un pelín grande, estaba estupenda (si no se lo dice una a sí misma de vez en cuando…), he vuelto a mirar en la tienda online porque no lo encontraba en ningún lado. ¡He vuelto a hacerlo: He dejado pasar de largo ‘al vestido de mi vida’ (bueno, de este mes, no exageremos).
¡Parece que no aprendo! A menudo veo un prenda, me la pruebo y digo: “me encanta, pero ya la cogeré no voy a ir cargada de bolsas ahora” y cuando realmente tengo intención de comprármelo… ¡ya no existe!
En esta ocasión me ha pasado con un vestido que Mango ha sacado con motivo de las próximas fiestas navideñas (que, por otro lado, tenemos encima -y yo sin hacer ningún ‘especial modelitos’- ). Lo vi por primera vez hace semanas y ahora… solo puedo recordarlo (melancolía pura).

El vestido, no la modelo (que es muy mona, sí, pero...)

Si alguien lo encuentra (vivo o muerto, como en el lejano Oeste) ya sabe dónde estoy (eso sí, si no es mucho pedir, en una talla XS o S).
¿Os ha pasado esto alguna vez?

sábado, 3 de diciembre de 2011

El temido momento de... ¡Hacer la maleta!

Once de la mañana de un sábado cualquiera (cualquiera no, de Puente). A estas horas debería estar haciendo la maleta para pasar la semana fuera de Madrid. Odio este momento en el que se me agolpa en la cabeza un montón de ropa que quiero llevar pero que, por cuestión de espacio –y peso también-, tendrá que quedarse en casa.
Mi sueño...
Miro el tiempo (quienes me conocéis ya sabéis de mi obsesión con la meteorología), pienso en optimizar al máximo las prendas (“combino esta falda con estos zapatos, también me la puedo poner con estas manoletinas…”) pero, después de mucho pensar, sigue sin caberme en la maleta. Y es que siempre hay un “por si acaso llueve, por si acaso hace calor, por si acaso el monzón cambia de su trayectoria y acaba en España sin ningún motivo… ¡‘Por sis’!”
Mis 'Por sis'...
A veces –muchas- P. soluciona el problema diciendo: “Venga, llevamos una maleta grande, pero nada de satélites (léase bolsas, mochilas, etc…)”. Yo sonrío y pienso: “Así me cabe todo lo que quiero llevar”. Y, efectivamente, no solo puedo llevar todo lo que quiero (siempre más de lo que necesito) sino que acabo con ‘algún satélite’ porque “como la maleta es tan grande y he metido tanta ropa los neceseres, secador, peines, etc… tienen que ir en otra bolsa”.

A lo que voy. Que aún tengo la maleta sin hacer y me tengo que ir. ¡Feliz Puente! (O, en su defecto, semana semi-festiva).

PD: ¡Decidme que no soy la única!
 

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Tengo una cita: comprar París en Madrid

Llevo unos días perdida (como diría mi amigo A. O.) y mi paso por el blog ha sido bastante fugaz. Hay semanas en las que, por los motivos que sea, ‘no me da la vida’ (En realidad, exagero un poco –en esto me parezco a mi madre-). No obstante, el hecho de que no escriba no significa que mi cabeza pare de darle vueltas a mil y una ideas.
Aunque tenía algún que otro tema en la ‘recámara’, creo que el hecho de ‘Paris en Madrid’ haya organizado una venta privada para los próximos días merece un cambio de planes. Y es que desde mañana y hasta el próximo sábado, 3 de diciembre, Isa y Emma ponen a la venta un montón de prendas a precios muy apetecibles.
Vestidos, camisas, abrigos, jerseys, bisutería o tocados… son solo algunas de las piezas que podrás encontrar en Hernán Cortés, 14. Por las fechas en las que estamos, creo que es la oportunidad perfecta para empezar a recopilar regalos (en el peor de los casos, si no gusta, siempre podré quedármelos yo J

martes, 22 de noviembre de 2011

Vistiendo a mis muñecas

Siempre he sido mucho más de pendientes que de pulseras. (Leo de nuevo esta frase y me río de mi misma al percatarme de que, al parecer, una de las categorías en las que clasifico a las personas es esta: ‘de pendientes o de pulseras’).  Pero de un tiempo a esta parte me he ido dando cuenta de que mi ‘pequeña colección’ de pendientes duerme tranquilamente en el joyero mientras que aquellas piezas de bisutería (alta, algunas, media o baja, otras) reclaman su protagonismo.
La semana pasada, me pasé por una de las tiendas que Aristocrazy tiene en la capital y quería llevármelo todo a casa. Especialmente, las pulseras. De oro, de plata, con incrustaciones o con tachuelas. Me gustaban todas. Lo mismo que las de Oh My God!, Suárez, Marta Salinas, Mónica Vinader… (¡Quítate de mi vista, Milla de Oro!)

1.      Ana Ureña Skulls, Oh My God.
2.      Pulsera de eslabones de oro, Aristocracy.
3.      Slink Bracelet, Mónica Vinader.
4.      Chumky Glma, Oh My God.
5.      Pulsera Serpiente, Aristocracy.
6.      Brazalete, Aristocracy.
7.      Pulsera de eslabones de oro rosa, Aristocracy.
8.      Pulsera con piedra, Marta Salinas.
9.      Nugget Cuff, Mónica Vinader.
10.  Patricia Nicolás, Oh My God.
11.  So Precious, Oh My God.

De cara a las Navidades, creo que alguna de estas piezas (no descarto los collares joya que tanto me gustan) acabarán en mi poder, bien como regalo para alguien especial (madre, hermana o amiga) o propio (no lo descarto).
¿Sois más de pendientes o de pulseras? (O, como yo, va por épocas…)

viernes, 18 de noviembre de 2011

¡Porque me gusta! La mujer Audemars Piguet

Hace un par de semanas, mientras ojeaba la revista Revolution - muy recomendable si os gustan los relojes (eso sí, después de leerla, sacaréis algún ‘pero’ a las piezas más asequibles) –, recordé unas ilustraciones que tenía guardadas en una de mis carpetas de ‘cosas que tanto me gustan’. Se trata de una serie de dibujos que el ilustrador Arturo Elena creó para la emblemática marca suiza de alta relojería Audemars Piguet y que fue presentada en la pasada Cibeles Madrid Fashion Week.
Probablemente os sonarán, porque han aparecido en gran parte de las revistas de moda femenina y, a mi parecer, no dejan indiferente a nadie.

África

Asia
América

Europa

Madrid -Mi favorita-
Oceanía


¿Con cuál os quedáis?

FOTOS: Vanitatis.com

martes, 15 de noviembre de 2011

'Sin vergüenza': un café de domingo

Los domingos suelen ser días extraños. Salvo los que no lo son (Aquí casi me quedo calva, lo sé). El domingo pasado fue uno de esos días.
Un café a media tarde en la cafetería del Eurostar Madrid Tower fue la culminación de un día perfecto. No sé si la conocéis, pero es ideal para tomar algo en buena compañía (sobre todo, si queréis intimidad. ¡Apenas hay gente!)
Como dije que me animaría a más ‘Sin Vergüenza’, aquí os dejo con mi look del domingo:

Blusa, Zara (aw2011)
Pantalones, Zara (aw2011)
Zapatos, Gloria Ortiz (aw 2011)
Collar, Uterqüe (old)
Reloj, Massimo Dutti (old)
Pulseras, Pamplinas y Kymonas

Y, aunque no se ve, llevaba trench de Asos, un foulard, de Hazel y una cartera de mano de Uterqüe.
¿Qué os parece?  

jueves, 10 de noviembre de 2011

Mezclas posibles en el 'lookbook' de Zara

Es cierto que el cóctel de estampados es una de las tendencias de esta temporada, pero a mí me sigue costando un poco de trabajo mezclar según qué cosas.
Ésta es la reflexión que hice ayer cuando recibí en mi mail el 'lookbook' de Zara del mes de noviembre y comprobé que el riesgo puede resultar muy divertido. Y en cuestión de moda aún más.



Estampados naturales (flores, hojas o ramas) de colores invernales como verdes, morados o caldera tiñen las prendas, convirtiéndose, de este modo, en las perfectas  aliadas del siempre socorrido negro.









Por lo pronto, yo ya he fichado un par de cositas (el minishort negro con blondas me parece ideal). Solo tengo que cruzar la calle y verlo ‘in situ’.

martes, 8 de noviembre de 2011

Un poco 'seventies', tal vez...

La semana pasada, en una de mis visitas a Zara (cuando tu oficina está enfrente de una tienda es imposible no ‘picar’), no pude evitar caer en la tentación y acabé comprándome un par de zapatos que, a todas  luces, tenía que traerme a casa. Es cierto que el calzado no es de lo mejorcito que tiene el buque insignia de Inditex, pero su diseño y, sobre todo, su precio, hicieron de ellos una auténtica ganga.
Desde el momento en que los vi empecé a imaginarme un sinfín de combinaciones posibles con el firme propósito de auto-convencerme de que, sí o sí, tenían que estar en mi armario. “Además, por lo que cuestan, con dos veces que me los ponga ya están amortizados”, pensé. Dicho y hecho.
Así que ayer decidí ponérmelos para ir a la oficina. El resultado fue éste:
1.      Chaqueta de tweed de Massimo Dutti (old)
2.      Jersey cuello perkins de Massimo Dutti (old)
3.      Jeans de Levi´s (old)
4.      Cartera de mano de Uterqüe (old)
5.      Sandalias con plataforma de Zara (aw 2011)
6.      Collar ‘Stairway’ de Bimba&Lola (aw 2011)
7.      Anillo de Bimba&Lola (old)
8.      Borsalino de BDBA (old)
Y, tal y como les comenté a varias compañeras de la oficina: “Sí, sin medias”.
¿Qué os parece el look? Un poco ‘seventies’, tal vez…

jueves, 3 de noviembre de 2011

HATO abre su 'outlet' de otoño

Hace más de dos meses que no me paso por Hato y acabo de encontrar una ‘excusa’ en forma de invitación.

Y es que desde hoy y hasta el próximo sábado (5 de noviembre), esta conocida boutique del denominado ‘Soho madrileño’ pone a la venta numerosas prendas con descuentos de hasta el 80%.
Yo no me lo perderé. Prometo mostrar mis adquisiciones (que, seguro, habrá).

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Estée Lauder Double Wear, mi nuevo maquillaje de larga duración

He de confesar que soy de esas personas que prefiere tener un plan trazado e ir cumpliendo objetivos a dejarme llevar por la improvisación. Por eso, el pasado lunes por la tarde organicé mi agenda de tal forma que si alguno de los semáforos de Goya tardaba más tiempo del estipulado en abrirse, no llegaría según el plan trazado. Así están las cosas.

“Entro, compro el jersey, miro un corrector y me voy a casa”. Estos pensamientos circulaban por mi cabeza cuando llegué a Estée Lauder y le pedí a la dependienta una réplica del corrector que llevaba en mi neceser (eso sí, lleno). “El que me pides dejamos de recibirlo hace un mes. Ahora tenemos el Double Wear, mucho más cubriente y fácil de aplicar. Si quieres te lo pruebo”, me dijo amablemente. “Uff!”, pensé yo, “no quiero liarme demasiado, pero…”

Al final, terminé no solo probando el corrector y el maquillaje de la misma gama (Estée Lauder Double Wear), sino comprándome ambos, un lápiz de ojos y un gloss. Todo ello por el módico precio de 45 minutos y algunos euros. A esto es lo que llamo yo ser una gran profesional. Y es que no solo consiguió que accediera a probar los productos sino también me los vendió.

Es cierto, no me puedo quejar. Las virtudes de las que me habló (larga duración, efector natural o sensación ligera y cómoda) coinciden a la perfección con el producto. Eso sí, se le olvidó un detalle importante: aplicar siempre con pincel (porque de no ser así parecerá de todo menos natural). Dicho esto, podéis deducir que mi primer contacto con el maquillaje fue desastroso… (El Rey Baltasar y yo primos hermanos).

¿No soy la única, verdad? (Por consolarme)

lunes, 31 de octubre de 2011

Las apariencias engañan...

“Nunca vayas vestida ‘low cost’ a un evento”. Esta frase solía decirla un compañero del departamento de Moda cada vez que teníamos algún ‘sarao’. No tanto porque ‘no estuviera a la altura’ como por el hecho de que pudiera encontrarme a alguien vestida igual que yo. En realidad, siempre he sido de la opinión de que dos prendas exactamente iguales pueden ser totalmente diferentes en función de quien las luzca o los complementos que utilice.
A pesar de la advertencia, la semana pasada se me ocurrió ir a un evento de trabajo con una falda ‘low cost’. En este caso, de Zara.


La combiné con un top negro, un collar joya, una blazer, unos salones negros y un clutch. Un ‘outfit’ muy sencillo, pero muy ‘aparente’ a la vez. Y es que, al final de la velada, una invitada (a la que, por cierto, no conocía) se acercó a mí y me dijo: “Esta falda que llevas es de aquí, ¿verdad?” (haciendo referencia a Etro, boutique en la que organizábamos el evento). Con un sonrisa en los labios le dije: “Me encantaría, pero no. Es una pieza ‘low cost’ pero, por lo que veo, no lo parece. Es de Zara”. (Supongo que a estas alturas, ya tendrá una réplica de la pieza –como otras tantas personas en el mundo-).
Es cierto que arriesgué un poco pero a día de hoy puede ocurrir tanto con prendas baratas como con otras más caras. (Me vienen a la cabeza varias imágenes de dos ‘celebrities’ compartiendo espacio y modelito).
¿Os ha pasado esto alguna vez?

martes, 25 de octubre de 2011

Mis Hunter, 'la masa' y yo

Hay días en los que te dejas llevar por 'la masa' y pierdes un poco parte de tu esencia. Suena un poco filosófico pero es así. Eso es precisamente lo que me sucedió ayer.
Aún a sabiendas de que iba a llover (quienes me conocéis sabéis de mi obsesión por la meteorología), anteayer me acosté sin saber qué iba a ponerme al día siguiente. (Sí, ya sé que no se acaba el mundo, pero es tiempo que gano por las mañanas).
Me desperté pensando que, ya que había llegado de lleno el otoño (ya era hora, por otra parte), llovía y en el exterior parecía que hacía frío, podía rescatar mis Hunter e inaugurar la temporada de lluvias. “Vale”, me dije, “pero en ropa interior y botas de agua estaría un poco feo, ¿no?” Así que en la ducha pensé el resto del ‘outfit’.

Recurrí a un ‘look’ del que ya he hablado en otras ocasiones, salvo que cambié complementos y jersey. Opté por una falda vaquera, un jersey perkins (ahí me equivoqué porque no hacía tanto frío como para llevar cuello vuelto) y las botas. Eso sí, sin medias. (No estoy loca, no).
“¿Cómo me ves?”, le pregunté a P. “Un poco Kate Moss en el p… festival ése que hizo famosas tus ‘botas de jardinero low cost’, ¿no?”, respondió él. (Sí, me ve con muy buenos ojos, lo sé). Lo siguiente que se me pasó por la cabeza fue: “Así no puedes ir a la oficina”. Y acto seguido me puse unas medias. “No me veo tan mona”, le dije. “Me las voy a quitar”. Y mi cabeza empezó de nuevo a pensar a toda velocidad. “Déjatelas puestas si no quieres ser el centro de atención”, recalqué. Y eso fue lo que hice (además de llegar 10 minutos tarde por el juego de ‘meloquito-melopongo’),


Al final, me planté unas medias de lo más normales (color navy) que, a mi parecer, estropeaban todo el ‘look’ y, lo que es peor, me arrepentí de no haber sido fiel a mi estilo. Eso sí, solo hoy…
¿Alguna vez os ha sucedido esto?

martes, 18 de octubre de 2011

Another... 'pencil skirt'

En el post de ayer comentaba que la mayoría de mis compras otoñales dormían cómodamente en el armario. Pero eso se acabó. (No, no es que me haya puesto todas las prendas juntas). Ayer decidí empezar a lucir mis nuevas adquisiciones.
El look que elegí para la oficina fue éste:


1.      Falda lápiz, Zara (aw 2011)
2.      Camiseta, Maje (old)
3.      Cazadora, Massimo Dutti (old)
4.      Bolso, Bimba&Lola (old)
5.      Zapatos, Gloria Ortiz (aw 2011)
6.      Pulsera, Bimba&Lola (old)

Como sabéis, la falda de tubo o lápiz (pencil skirt) es una de las tendencias de esta temporada. En realidad, yo siempre he sido fan de este tipo de prendas. De hecho, tengo varias en el armario (algunas desde hace casi 10 años) y creo que este invierno les voy a sacar bastante partido.
Y a vosotras, ¿qué os parecen las ‘pencil skirts’?


lunes, 17 de octubre de 2011

Estrenos de otoño... ¿Para cuándo?

Odio esta época del año. No por nada, sino porque toca cambio de armario. Recuerdo que el año pasado publiqué un ‘post’ con este mismo contenido. (Acabo de releerlo: sigo pensando lo mismo y los ‘outfits’ que proponía en aquella ocasión siguen siendo tan acertados como entonces). Y por desgracia, sigo sintiéndome así: http://timelessinstyle.blogspot.com/2010/10/desde-el-momento-en-el-que-el-corte_10.html
Con el tiempo que estamos teniendo este año no se me ha ocurrido, ni por asomo, hacer el ‘temido cambio de armario’. Aunque sé que, muy a mi pesar, está al caer. De hecho, de esta semana no pasará.

Probablemente si tuviera un vestidor como el de Carrie no existiría el 'temido cambio de armario'.

Aún así, una no es de piedra y desde que comenzara oficialmente el otoño mi armario ha ido incorporando prendas para la estación que ya nos acompaña. Eso sí, comparten espacio con mini shorts, minifaldas, vestidos veraniegos… Lo que viene siendo ¡un auténtico caos! (Me consuela pensar que la situación se alargará una semana más, como mucho).
Entre mis adquisiciones destacan:

Blusa de cuello barco, de ZARA

Blusa con abertura en la espalda, de ZARA


Falda de tubo, de ZARA

Minifalda, de ZARA

Pantalón de cremalleras, de ZARA
 
Pantalón Jacquard, de ZARA

Clutch, de UTERQÜE
(Muy al contrario de lo que pueda parecer mi vida no solo se limita al Imperio Inditex…)
He de confesar que la mayoría de estas prendas están sin estrenar. “Cuando empeore un poco el tiempo”, me digo a mi misma y a P. quien, en ocasiones, no comprende que ‘necesite’ comprarme más ropa de temporada cuando ni siquiera me he puesto lo que tengo en el armario.  
¡Misterios sin resolver!

¿Vosotras sois de las que esperáis el momento idóneo para estrenar una prenda o la estrenáis al momento?